Bote de Retirada

Se emplea para superar la presión de un defensor. Se suele combinar con un cambio de mano y un bote de velocidad para evitar un posible dos contra uno. Primero se retrocede con el bote para ganar espacio con el fin de hacer un cambio de mano seguido de bote de velocidad. Para ganar espacio, hay que realizar apoyos cortos y rápidos al tiempo que se bota el balón hacia atrás. Mientras retrocede, se protege el balón a la par que se mantiene el equilibrio. Acto seguido se realiza el cambio y se imprime el bote de velocidad. Mientras se hace el gesto, es muy importante mantener la cabeza erguida y la mirada hacia el aro para leer el juego con vistas de posibles pases.
 

Objetivos de la Enseñanza

  1. Mantener la cabeza erguida y mirar al aro
  2. Botar a la altura de la rodilla
  3. Proteger el balón con el cuerpo y la mano que no bota
     
  4. Realizar pasos cortos y rápidos de retirada
  5. Cambiar a bote de velocidad a la altura de a la cintura
     
  6. Lanzar el balón hacia adelante y correr tras él
     

Errores más comunes

  1. Agacha la cabeza para mirar el balón
  2. Bota demasiado alto (a la altura de la cintura
  3. No interpone el cuerpo ni usa la mano que no bota para negar al defensor la oportunidad de robar el balón
  4. Realiza pasos largos y lentos
  5. No hace el cambio a bote de velocidad porque no logra impulsar el balón en la salida del cambio a la altura adecuada
  6. No lanza lo suficientemente lejos el balón y se queda el balón demasiado cerca
     

El bote de Retirada se debe enseñar. Todo jugador debe saber moverse en cualquier dirección. Este bote es muy útil a la hora de tomar distancia para encadenarlo con otro tipo de bote, con algún cambio de dirección y/o cambio de ritmo.