Piedra, Papel, Tijera...

Es probablemente la más básica de las formas de resolución de conflicto.
Las dos partes que acceden a resolverlo no tienen mucho que perder y es muy útil para algo tan banal como por ejemplo, una mini-disputa sobre a quien le corresponde realizar un saque de banda o de fondo (algo que en un entrenamiento no tiene tanta importancia, pero en el que ambas partes le pueden dar una importancia casi trascendental.

El juego tradicional consiste en, con las manos detrás de la espalda, nombrar "Piedra, Papel, Tijera..." y acto seguido mostrar una representación mediante la colocación de los dedos de la manos.
- Piedra: se saca con la mano cerrada. Gana a la Tijera porque la ralla y pierde contra el Papel porque éste la envuelve.
- Papel: se saca con los dedos extendidos y juntos, salvo el pulgar que está separado. Gana a la Piedra porque la envuelve y pierde contra la Tijera porque ésta corta el papel.
- Tijera: se saca con los dedos índice y corazón extendidos y separados. Los demás dedos están recogidos. Gana al Papel porque lo corta y pierde contra la Piedra porque es rayada por éste.

Gran herramienta de resolución de conflictos si se emplea de forma adecuada.
Nota: Algunas veces l@s jugadores/as llegan a decir al mejor de 3 rondas (el que gane 2 rondas gana). Se recomienda dejarles porque al final afianza estas buenas conductas.