Bote de avance

Este tipo de bote es el más empleado. Se usa con más frecuencia en situaciones de subir el balón, pasándolo de media cancha y cuando el equipo defensor empezó a defender pasada la media cancha. Tácticamente el Bote de avance sirve para:

  • Pasar el balón de media cancha en menos de 8 segundos.
  • Buscar opciones de pase sin estar apenas defendido. 

Pese a parecer un bote sencillo, la complejidad reside en ser capaz de variarlo con cambios de ritmos, paradas y cambios de dirección. 

Objetivos para la enseñanza

  1. Asegurar la posición básica de juego. Rodillas ligeramente flexionadas y espalda recta.
  2. Adaptar la posición de triple amenaza para acostumbrarse a no botar automáticamente cada vez que se reciba el balón.
  3. Mirar al frente y no al balón. Las yemas de nuestros dedos deben convertirse en nuestros ojos para ver el balón.
  4. La mano debe adaptarse a la forma del balón y acompañarlo.
  5. El brazo de la mano que no bote el balón debe estar semi-flexionado, a la altura de la cadera, con el fin de proteger el balón.
  6. La fuerza del empuje del balón hacia abajo debe ser la justa para poder volver a botar.
  7. Botar cerca del cuerpo, pero lo suficientemente alejado de los pies para no limitar los desplazamientos.

Errores más comunes

  1. La espalda encorvada y piernas estiradas que carecen de higiene postural y entorpecen la percepción del entorno.
  2. La automatización del bote que se convierte en un mal vicio para el jugador y su equipo.
  3. La cabeza hacia abajo mirando sólo al balón y/o al suelo que impide percibir el entorno y leer el juego.
  4. La mano rígida y el golpeo de balón que no aseguran ningún control de balón.
  5. El brazo colgante (“brazo muerto”) que delata la lateralidad del jugador e invita al robo.
  6. La fuerza excesiva o deficiente que no asegure la continuidad del bote.
  7. El bote alejado que dificulta el control de balón o el bote demasiado cerca impidiendo los desplazamientos.

Lo más importante del bote de avance es tener la capacidad de mantenerlo en continúo movimiento a la par que se tiene iniciativa respecto al defensor para seguir tomando decisiones (cambios de ritmo, de dirección, distribuir pases, etc…).

Cedric Arregui Guivarc'h
Entrenador Nacional de Baloncesto (CES 2014)






Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: